CIMMYT-INIFAP, una colaboración permanente para lograr el bienestar de los productores mexicanos

CIMMYT-INIFAP, una colaboración permanente para lograr el bienestar de los productores mexicanos

En la investigación para el sector agroalimentario los esfuerzos y desafíos son permanentes, por eso se intenta lograr objetivos de enorme alcance en beneficio del campo mexicano y sus agricultores, para asegurar la productividad y la sustentabilidad de los sistemas agroalimentarios hacia el 2030. Para el CIMMYT, el INIFAP es un gran aliado para lograr este cometido.

 

Por: Hugo Castellano y Francisco Alarcón, Divulgación CIMMYT.

Texcoco, Edo. Méx.- Lograr una Agricultura Sustentable que genere beneficios para los productores y el campo mexicano a través de la investigación y de una labor científica de excelencia, incluyente y con la visión para innovar los sistemas agroalimentarios es un esfuerzo que difícilmente puede realizarse de manera aislada.

Para lograr esta tarea, las alianzas estratégicas son esenciales. Tal es el caso de la colaboración extendida y consolidada a lo largo de más de 40 años entre el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), que con diversas acciones han logrado fortalecer e impulsar el desarrollo y la difusión de prácticas agrícolas sustentables en distintas regiones de México, para aumentar la productividad y contribuir a la conservación del ambiente.

La capacitación y el soporte de conocimiento están disponibles y son accesibles para técnicos y productores a través de las plataformas de investigación y los sitios experimentales ubicados en estados como Oaxaca, Chiapas, Guanajuato, Morelos, Estado de México, Guerrero y San Luis Potosí, entre otros. Estos espacios promueven la vinculación de los productores con la ciencia a través de más de 250 convenios firmados, donde las misiones del CIMMYT y el INIFAP convergen y han sido el sello de una tarea orientada a generar bienestar para miles de productores agrícolas.

Desde el inicio de MasAgro, el INIFAP es la institución que mayor colaboración ha brindado, convirtiéndose en un genuino aliado para llevar la ciencia y la innovación a manos de los productores como un apoyo fundamental para el establecimiento de parcelas demostrativas y áreas de extensión, que se sustentan en una infraestructura sólida de investigación y tecnología.

El INIFAP ha desarrollado una amplia oferta tecnológica y una infraestructura de investigación en maíz, trigo, frijol, soya, sorgo y otros cultivos que, gracias a la red de mas de 150 instituciones y organizaciones que colaboran en MasAgro, llegan a manos de los productores directamente en campo. En el Bajío esta colaboración ha permitido impulsar el trabajo con variedades de frijol para promover la rotación de cultivos. En Valles Altos se impulsa el intercambio de materiales de producción, conservación de suelos y biodiversidad; por ejemplo, algunos proyectos en esta última área, realizados a través del Centro Nacional de Recursos Genéticos del INIFAP, han incluido colectas de maíz, trigo y otras especies de interés para impulsar los impactos de MasAgro.

Esta colaboración ha desarrollado en los últimos años 15 nuevas variedades mejoradas de trigo y 64 nuevos híbridos de maíz adaptados a los ambientes de producción en México. También se han generado 64 nuevas variedades de maíz híbrido: 31 para las regiones tropicales, 15 para las subtropicales y 18 para los Valles Altos, así como 15 nuevas variedades comerciales de trigo adaptadas a las condiciones del Bajío y el noroeste de México, liberadas por el INIFAP.

Un claro ejemplo del impacto que esta colaboración ha tenido a través de la capacitación del programa MasAgro en miles de productores son las actividades de investigación participativa que impulsan el desarrollo de capacidades en técnicos y productores por medio del Curso-Taller de Especialización en el Manejo Agroecológico de Plagas, desarrollado en conjunto por especialistas de ambas instituciones para lograr sistemas de producción más sustentables reduciendo la aplicación de plaguicidas.

La colaboración entre el CIMMYT y el INIFAP permitirá impulsar la participación de más productores de maíz, trigo y cultivos asociados en la adopción de prácticas orientadas al incremento de los rendimientos de forma sustentable y con semillas de maíz y de trigo generadas a partir de métodos de selección convencional en una red de ensayos en los que han participado pequeñas y medianas compañías mexicanas.

Se puede considerar a esta alianza como una visión común, con un aporte de gran significación para el rescate del campo mexicano con ciencia e innovación. La labor del CIMMYT en los más de 50 países donde trabaja genera impactos que no serían posibles sin el aporte en investigación de los colaboradores locales y nacionales, para la mejora en productividad e innovación sustentable que da soluciones a temas sensibles, como el cambio climático y sus impactos en la agricultura. El resultado de esta colaboración son datos e información que empoderan al productor para que pueda tomar las mejores decisiones, adoptar prácticas que le permitirán hacer frente a los retos del sector agroalimentario y contribuir a cultivar la agricultura del futuro.

Esta colaboración interinstitucional ha marcado un camino y es un ejemplo sostenido en el tiempo, con los productores agrícolas como testigos centrales, de los beneficios e impactos que permitirán a México asegurar la productividad, la innovación de los sistemas agroalimentarios y la seguridad alimentaria hacia el 2030 y 2050.


Texcoco

Comments are closed.