El CIMMYT promueve la asociatividad y el acceso a mercados para productores de frijol en el semidesierto queretano

El CIMMYT promueve la asociatividad y el acceso a mercados para productores de frijol en el semidesierto queretano

Por: Marlen González, Formadora Hub Bajío, CIMMYT.

Querétaro.- El Programa de Intensificación Sustentable del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), a través del ‘Curso-taller de especialización para la asociatividad y desarrollo de procesos de consolidación organizativa para la productividad y sustentabilidad’ con técnicos y productores del Hub Bajío, impulsó procesos de asociación y organización de los productores mediante el aprendizaje de herramientas de diagnóstico, el análisis del sistema de producción, la investigación de mercados y la experiencia participativa, con el fin de aplicar estos aprendizajes en las zonas de influencia de los participantes.

Derivado de este curso, las ingenieras Ivonne Leticia López y Marlen González, participantes del mismo, se vincularon con los técnicos Andrea Sampedro, Claudia Guzmán, Edhit Ramos, Flavio Valentín Serrano, Luis Miguel Sánchez y Noel Jiménez y con el coordinador del Componente Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva del estado de Querétaro, Gilberto Soto, para trabajar con productores de frijol del semidesierto queretano. A través de ellos se logró el contacto con hasta 52 productores de frijol, con quienes se analizó la cadena de valor de este cultivo y se identificaron los intereses y las necesidades comunes, que se trabajaron en un proceso de asociatividad posterior.

Las actividades iniciaron el 12 de octubre de 2018 con una reunión donde se presentó la semblanza del Hub Bajío y de MasAgro Querétaro y el trabajo de los técnicos del componente de Extensionismo. Los productores participantes pertenecen a los municipios de Cadereyta, Colón y Ezequiel Montes. En promedio siembran 5 hectáreas de frijol en temporal, con producciones de entre 500 y 1,000 kg/ha; las principales variedades sembradas son Pinto, Flor de Junio y Flor de Mayo. Las problemáticas más importantes que enfrentan son el control de malezas, la distribución de la precipitación en la región y los costos de cosecha y comercialización. Ivonne, Marlen y los técnicos manifestaron su interés por trabajar con los productores estos temas con un enfoque de asociatividad, y la mayoría de los presentes se mostraron interesados.

Posteriormente, el equipo de Extensionismo y los formadores MasAgro realizaron reuniones y talleres para analizar la cadena de valor del frijol, caracterizar su producto y hacer un inventario de este, generar un directorio de compradores y caracterizarlos e identificar procesos para mejorar la presentación de su producto. Por medio de estas sesiones, y a través de dinámicas participativas como ‘El mercado de las flores’, los productores describieron y analizaron su intervención y desempeño cuando venden un producto, muchas veces sin conocer a todos los compradores que existen o sus necesidades, más bien vendiendo al primer postor que llega y pone condiciones de venta, sin que ellos logren hacer negociaciones basadas en el conocimiento del mercado.

La primera decisión que tomaron los productores y los técnicos en términos de asociatividad fue comercializar juntos la producción de frijol del ciclo PV 2018. Para hacerlo se nombraron comisiones para la negociación de la venta, el acopio del producto, el control de calidad, los procesos de entrega y el pago a productores. Las comisiones integradas por productores y técnicos mantuvieron constante comunicación con los participantes.

Entre el 21 de diciembre de 2018 y el 8 de febrero de 2019 se logró la venta de 80 toneladas con precio de $15/kg, distribuidas en tres entregas. Cabe destacar que el precio promedio de venta en la región fue de $10/kg, y algunos productores vendieron incluso a $7/kg, por lo que la venta consolidada resultó ser una excelente decisión de los productores.

Derivado del análisis de la venta consolidada, productores y técnicos destacaron la importancia de constituirse legalmente, por lo que con el apoyo de la bióloga Alejandra Sánchez, extensionista de la cadena de forrajes en el estado, y de la ingeniera Marlen González, coordinadora de formadores del Hub Bajío, se identificaron los tipos de figuras jurídicas, el objeto social de la futura organización, los representantes de la misma y los derechos y las obligaciones de los integrantes. A partir de ese momento, algunos productores manifestaron el interés de seguir informados y de vender producto, pero no de pertenecer a la organización, por diversos motivos. Sólo 23 productores se interesaron en trabajar asociados formalmente.

Después de cinco meses de trabajo y de 30 reuniones con la participación de hasta 62 personas, entre técnicos, productores y coordinadores, la Sociedad de Producción Rural de Responsabilidad Limitada Productora y Comercializadora del Semidesierto Queretano (Procoseq) fue constituida por 23 productores. Y se vendieron de forma consolidada 80 toneladas de frijol, beneficiando a más de 70 productores de tres municipios del estado de Querétaro. Actualmente, Procoseq está en proceso de entrega de 10 toneladas de semilla de calabaza.

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), a través del Hub Bajío y en coordinación con la Secretaria de Desarrollo Agropecuario (Sedea) en Querétaro, pusieron la semilla de la asociatividad en los técnicos del componente de Extensionismo. Los técnicos, las formadoras y los coordinadores cuidaron esa semilla hasta que floreció con productores del semidesierto queretano; ahora les corresponde a ellos que esta semilla fructifique y se reproduzca.

El Hub Bajío, la Sedea, los técnicos y los productores hemos aceptado el reto y seguiremos trabajando para que Procoseq se consolide y continúe laborando en provecho de la mejora productiva, la calidad y presentación de su producto y la negociación justa para los involucrados.


Querétaro

Comments are closed.