En Atempan, Puebla, evitan pérdidas de granos básicos con innovaciones poscosecha

En Atempan, Puebla, evitan pérdidas de granos básicos con innovaciones poscosecha

La generación de conocimientos sobre manejo poscosecha será de utilidad para evitar pérdidas de grano, las cuales se traducen en disminución de alimento y afectan la economía del productor y su familia.

 

Por: ingeniera Anhel Jeanethe Martínez Jiménez, formadora del Hub Valles Altos, CIMMYT.

 6 de marzo de 2019.

Atempan, Pue.- En la localidad de San Nicolás la productora innovadora Francisca Vázquez Ramírez abrió las puertas de su casa para la realización de una capacitación sobre manejo poscosecha. La capacidad de innovación de Francisca permite que su comunidad establezca contacto con prácticas sustentables que permiten alcanzar la seguridad alimentaria y el bienestar en sus hogares.

El equipo del CIMMYT instaló un módulo poscosecha que permitirá validar soluciones para el almacenamiento de granos básicos con el objetivo de que toda la comunidad pueda establecer un contacto efectivo con ellas, para visualizar un sistema de almacenamiento poscosecha que les permita conservar la calidad de los granos y mejorar los ingresos familiares. La organización del evento estuvo a cargo del ingeniero Moisés Romano Martínez y la ingeniera Dora Luz Bautista Cruz. La ingeniera Anhel Jeanethe Martínez Jiménez, formadora MasAgro en el estado de Puebla, apoyó como ponente y en la instalación del módulo demostrativo.

La actividad consistió en capacitar a los productores en manejo poscosecha de granos básicos, específicamente maíz, que es la base principal de su alimentación. Se dio a conocer un panorama general sobre la conservación de granos, que requiere gran atención, ya que —de lo contrario— puede significar una gran pérdida para el productor si no se tienen las medidas y los cuidados necesarios para la limpieza, el secado y el almacenamiento del grano cosechado, pues se llegan a registrar pérdidas de entre 10 y 20% del grano, y los principales agentes causales son gorgojos, palomillas y roedores.

Posterior a la capacitación se instaló el módulo demostrativo de poscosecha, donde se pusieron un testigo y tres tratamientos para almacenar grano de maíz: un silo metálico hermético, una súper bolsa zíper y una botella de PET. El ensayo se evaluará después de tres meses, y los productores podrán constatar y verificar los resultados de cada tipo de almacenamiento.

La implementación de este espacio de capacitación busca que los productores se familiaricen con el uso práctico de las tecnologías herméticas para almacenamiento de granos, para conseguir un impacto positivo en su economía al evitar mermas y pérdidas del grano cosechado y, con ello, lograr la seguridad alimentaria de las familias rurales.

La generación de conocimientos sobre manejo poscosecha será de utilidad para evitar pérdidas de grano, las cuales se traducen en disminución de alimento y afectan la economía del productor y su familia. Gracias a esta capacitación, a los productores les será más fácil la conservación del grano, ya que desconocían algunos aspectos; además, pondrán en práctica varios puntos que se vieron en la demostración.

Los participantes comentaron que, a partir de las recomendaciones que han recibido del equipo técnico de la agencia UNAMPA —en colaboración con el CIMMYT—, han tenido mejores resultados productivos mediante el cambio del arreglo topológico, el uso de micorrizas y, actualmente, el manejo poscosecha. Antes no tenían conocimiento acerca de los temas mencionados, pero gracias a las capacitaciones, gradualmente han notado una mejoría.


Puebla

Comments are closed.