Plagas voraces y cómo controlarlas

Plagas voraces y cómo controlarlas

  • En Tepalcingo y Axochiapan, municipios de Morelos, el uso de insecticidas potencialmente tóxicos ha elevado considerablemente los costos de producción y pone en riesgo la salud de los productores.
  • Como parte de la estrategia MasAgro, se realizó un taller de capacitación en Manejo Agroecológico de Plagas, como alternativa sustentable y económicamente accesible para los productores.

 

Por: Ana Cristian Gallardo, formadora Hub Pacífico Centro.

Julio de 2019.

Tepalcingo, Mor.- Productores de maíz de temporal de los municipios de Tepalcingo y Axochiapan, en el estado de Morelos, participaron en el Taller de Capacitación de Manejo Agroecológico de Plagas, especialmente orientado al manejo del gusano cogollero (Spodoptera frugiperda). El taller fue impartido por especialistas del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) —a través del Hub Pacífico Centro—, en el marco del programa MasAgro, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y el CIMMYT.

Respecto a la superficie sembrada con maíz de temporal, a nivel estatal los municipios de Tepalcingo y Axochiapan ocupan el segundo y décimo lugar, con 3,134 y 1,485 hectáreas, respectivamente. Las principales plagas que afectan a los cultivos de la región son la gallina ciega (Phyllophaga sp.), el gusano trozador (Agrotis ipsilon), el gusano elotero (Helicoverpa zea) y el gusano cogollero (Spodoptera frugiperda); la voracidad de este último puede hacer que se pierda hasta la mitad del cultivo de maíz.

El control convencional del gusano cogollero se hace con insecticidas organofosforados (se derivan del fósforo y tienen alto efecto tóxico en humanos, animales e insectos benéficos, como las abejas) e insecticidas piretroides (pesticidas sintéticos que en altas cantidades —o por exposiciones prolongadas— afectan el sistema nervioso y el cerebro de los humanos y reducen la fertilidad de los animales). Además, el uso de estos pesticidas incrementa los costos de producción —pues se requieren hasta tres aplicaciones por ciclo de cultivo—, la contaminación del medioambiente, la resistencia de los insectos a los plaguicidas y el desequilibrio de los ecosistemas.

El Manejo Agroecológico de Plagas es una alternativa sustentable para controlar el gusano cogollero. A través de la regulación de su población, y sin necesidad de exterminarla, se consigue evitar que el insecto cause daños económicos significativos. Esto es posible mediante el uso de productos hechos con extractos vegetales y minerales; jabones; bioplaguicidas (bacterias, hongos y virus vegetales); plaguicidas de bajo impacto ambiental; y agentes de control biológico, como los enemigos naturales de las plagas —sus depredadores y algunos parasitoides y patógenos— y el uso de trampas con feromonas sexuales, que al interrumpir el ciclo reproductivo de la plaga sirven como medida preventiva.

Precisamente, los productores y técnicos que participaron en el taller instalaron trampas con feromonas sexuales, llevando así la teoría a la práctica; la actividad se realizó en la comisaría ejidal de la localidad Adolfo López Mateos. Aprendieron tanto los principios generales del Manejo Agroecológico de Plagas —y la importancia de disminuir el uso de plaguicidas— como los detalles sobre las trampas (materiales, instalación, funcionamiento y seguimiento adecuados). Con dichas acciones se espera que los productores de la región adopten esta práctica sustentable que, además de permitirles manejar las plagas, reduce el impacto ambiental y contribuye al cuidado de su salud.


Morelos

Comments are closed.